lunes, 19 de septiembre de 2011

El fin del onanismo (balompédico, no sean malpensados)


– Mariano, por más que yo sea tan fan de Carmen Machi, vamos a tener que dejar de comprar Activia. Desde que el niño ha entrado en la adolescencia se le ha cambiado el metabolismo y, aún siendo de naturaleza estreñida como toda mi familia, ahora está casi siempre suelto y se encierra en el baño más que de costumbre –dijo la madre con esa preocupación desconocedora que gastan algunas madres con respecto a sus retoños.

– Será eso....Seguro que sí –añadió el padre sin quitar la vista del autodefinido del dominical.
………………………………………………………………………………………………………………………



Pues parece que podemos dar por finalizada de manera oficial la etapa del onanismo futbolístico en nuestro Atleti. Sí, sí, de momento solo eso. Dejémonos de hablar de exhibiciones, de tiqui tacas y hasta de candidaturas precipitadas a nada. Separemos la paja (precisamente...) del grano y quedémonos con el pájaro que tenemos en la mano (¡vaya!….) que los ciento que vuelan ya llegarán si tienen que hacerlo. El camino que se ha tomado no parece malo, desde luego.

¿Que a qué viene lo del onanismo? Pues básicamente a que, desde tiempos recordados con añoranza, hemos pasado una travesía caracterizada por tácticas basadas en el principio futbolístico de Juan Palomo, eso sí con matices: Nadie lo guisa y yo me lo como. Lo sufrió principalmente Torres. Lo sufrieron Forlán y ese otro del que ya no queremos ni acordarnos, ese que tiene que llevar al psicólogo a un hijo traumatizado por la carencia afectiva que le ha dejado la separación de Indy, su amigo mapache de ropa raída con quien se fotografiaba un día sí y al otro también. Lo sufrimos todos al fin y al cabo. La estrategia era sencilla, patadón arriba y que el bueno haga lo que pueda rodeado de contrarios, muchas veces en clara inferioridad, hasta de cinco contra uno (¡ay, ay, ay!...). Amor propio en estado puro. Un torpe descubrimiento de los amores por más que señores tan graciosos como Woody Allen digan que la masturbación es hacer el amor a la persona a la que más quieres.

Pero las cosas han cambiado, damas y caballeros. El inicio de esta temporada nos ha traído un Atleti que se echa colonia y se pone su mejor camisa para salir a buscar al buen juego como pareja de baile. Por fin hemos comprendido que estas cosas cuando se hacen en compañía tienen más gracia. Quedó atrás ese tiempo de individualismo (recordemos a Banega y su afición por las webcams) y hemos pasado a tener un equipo ligón. Un equipo que pretende sentar sus bases sobre el cariño al balón. El conjunto ha crecido innegablemente, el pretérito acné y el pelo grasiento con el que el triunfo era una casualidad ha dejado paso a una circulación de pelota atractiva y de mirada interesante. Y es que este nuevo corte de pelo nos sienta bien, francamente bien. Parece descuidado pero está milimétricamente medido, con sus laterales profundos y sus centrocampistas participativos y dinámicos a la altura de las patillas.

No por ello, debemos omitir que, cuando de temas amatorios se trata, el equipo anda algo verde dentro de la buena intención general. En estos temas es necesario medir tiempos, dar importancia a los preliminares con los que se inicia cualquier jugada. Nada que la experiencia que traerá el paso de los partidos no pueda solucionar. Contamos con grandes ventajas de antemano. Un galán del área, el amante ideal del remate. Con ese toque que tienen los protagonistas de telenovela para llevarse del brazo al balón al huerto de las redes con sólo una caída de ojos. Tenemos a un brasileño que trata al cuero como se merece, siempre tiene un plan para él y le saca de paseo de banda a banda o por el interior para que éste no se aburra. Tenemos también a un turco, que sin ser una belleza, conquista a la pelota con sonrisa de pillín y contando chistes subidos de tono. Tenemos a un veterano como Perea al que las canas han atenuado los nervios que mostraba en sus anteriores escarceos para jugar el balón. Tenemos un centro del campo que acaricia la pelota en su medida justa y no pretende ir demasiado rápido con ella. Tenemos ganas de que llegue la siguiente cita. Tenemos ganas de más.

Nos faltan algunas cosas también, no crean, que porque andemos empezando la relación no por ello debemos dejar de ver la viga en el ojo propio ni la paja (¡anda que!...) en el ajeno. Algo de constancia a la hora de mantener la chispa a lo largo de todo el partido. Falta también que Reyes comprenda que no debe entorpecer el idilio interrumpiendo la conversación, como ese amigo que te viene a preguntar sobre la hora a la que os vais a marchar cuando ya andas acortando distancias con tu partenaire. Ya les digo, habrá que limar detalles y trabajar cada día para que estas mariposas en el estómago que se empiezan a sentir se instalen y cuajen en algo que podamos recordar con una media sonrisa ¡Qué cosas tiene el corazón! La primera vez que vimos al equipo nos pareció medio feucho y esmirriado, y a medida que pasan los días, nos empieza a hacer tilín.

¿Será que nos estamos enamorando?

………………………………………………………………………………………………………………………

El sexo es hermoso entre dos personas. Entre cinco es fantástico

Woody Allen.

(…y entre once no les cuento…)

9 comentarios:

  1. Grande amigo, como nuestro equipo, será que en el principio de la relación no se ven los defectos, que la ilusión nubla la vista, pero que coño! es que llevabamos mucho sin ver 4 pases seguidos con sentido
    Aun asi lo que me gustaría destacar de mi jienense preferido es que el equipo juega igual con 0-0, 1-0 ó 0-1, los dias de Osasuna y Valencia uno podía pensar que ibamos empate, que ibamos perdiendo... lo cual justificaba cambios ofensivos, si bien en otras epocas recientes ni por esas, no recuerdo al sobrino de la que dijo "si me querei, jirse!" hacer un cambio de centrocampista por delantero, y si por casualidad nos adelantabamos en el marcador se producía un repliegue significativo hasta que nos empataban... vamos, un cagón en toda regla, extensible a nuestro recordado (poco) mejicano, vasco o lo que fuera.
    Y en estas que llega el jueves y el mister con 1-0 quita a Koke y saca a Reyes, y con 2-0, para amarrar quita a Gabi y saca a Adrián... y yo ya no me lo creía, porque eso si es un cambio gordo en la mentalidad del equipo, es decirles, "vamos a jugar igual sin mirar el resultado, y despues del primero, a por el segundo, y asi sucesivamente", cosa harto dificil y al alcance de muy pocos.
    A mi esa idea me gusta y puede que la semana que viene nos pinten la cara en Barcelona, pero me gusta que el equipo juegue a esto y no lo cambie.
    Aupa Atleti!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días D. Emilio.

    Como es lunes y ayer no pude ver el partido, porque estaba intentando hacer volar una cometa (¡no sé quién dijo que era un juego de niños!), me he conformado con leer las crónicas y mirar la clasificación y el calendario. Quizás esto me hace ser más escéptico y seguir esperando a ver qué pasa en cada partido. Esta semana hay dos, uno aparentemente tranquilo en casa, pero en miércoles (no sé por qué el jugar entre semana afecta tanto a los resultados), y el sábado con el Barcelona allí. ¿Con qué actitud saldrán en este último?

    De momento me quedo con lo ya vivido esta temporada, que me hace albergar esperanzas de futuro, pero no quiero echar las campanas al vuelo por las experiencias pasadas.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Las campanas no deben ser lanzadas todavía (más que nada porque son de cobre fundido y a nuestra edad nos provocaría una hernia discal), pero se debe reconocer el mérito contraído hasta la fecha. Es de justicia acordarse del Padre Manzano, al que le están saliendo las homilías casi redondas y es justo también intentar echar la vista atrás para recordar sustituciones que cambiaran el curso de partidos, hecho que ahora parece instalarse con normalidad.

    Nos queda el Sporting como aperitivo y como refrendo de las buenas sensaciones (¡ay, hijo dónde estarán tus sensaciones!), para poder ir al "Mes que un Camp" con una actitud muy distinta a la que hemos llevado últimamente (dando igual si pertrechados atrás o con cierto descaro), al matadero al fin y al cabo.

    Esperanza, esa es la palabra que define el estado de la nación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes, Don Emilio:

    No sé usted, pero a mi ayer no me hubiese importado que el partido hubiese durado otra media horeja más. Está claro que tenemos que ir con pies de plomo, que nos pueden partir la cara en cualquier momento, pero en estos partidos de pretemporada he visto ya más fútbol que en los últimos 10 años restantes.

    Y sí. Ya sabe que estoy con usted. Reyes estorba con su forma de jugar. Tiene cualidades para hacerlo de otra forma, pero si no cambia, que le den y salga de titular a mi sobao Pasiego favorito, que no es otro que Adrián.

    Un abrazo, que me voy al baño a jugar al 5 contra 1. :-)

    ResponderEliminar
  5. Tiene usted razón, Don Tomi, en lo del tiempo que ha pasado desde que hemos visto tantos partidos seguidos con buen tono. Antes había otras cosas, casualidades, genialidades de algún náufrago solitario (otra vez el individualismo). Lo de ahora es diferente, puede que nos caigamos con todo el equipo pero pinta de otra manera.

    Sin ánimo de parecer adivino, con Adrián de titular, Falcao metería el doble de goles (toma vaticinio). Y Reyes debería saber qué es lo que necesita el equipo de él, y ahora mismo no es aguantar la pelota para provocar faltas, la verdad.

    Un abrazo (coma antes algo de ir al baño, que ciertas cosas, si se escenifican con demasiada pasión, pueden provocar hipoglucemias)

    ResponderEliminar
  6. Boas!

    Devo dizer que gosto imenso deste blogue!

    Podem adicionar os meus aos vossos links? Eu prometo que retribuo :p

    http://davidjosepereira.blogspot.com/

    Saudosos cumprimentos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Sapristi! Los tentáculos de Mendes son largos e insondables

    Cualquiera glosa de mala manera el debut de Pizzi, no me negarán que esto es inquietante al menos...

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente, don Emilio, estamos todos muy ilusionados con este nuevo estilo de fútbol que tiene el Atleti.

    Estoy con usted, en que hay que pulir detalles. Para mí, el principal, es encontrar el orden en el ataque. Demasiado aturullado a veces.

    Ah! y Reyes a la banda derecha, en cualquier otro sitio está incómodo y se le nota. Y si no, como dice don Tomi, que salga Adrián.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Orden y continuidad para el ataque desde mi punto de vista, Don Julio. Eso sí, para ser justos debemos reconocer que, a pesar de la mala planificación y de haber incorporado a los últimos fichajes hace dos días como quien dice, el equipo parece funcionar bastante bien.

    El amigo Jozean me desconcierta, no sé hasta que punto sabrá adaptarse a un mayor reparto del balón del que hasta ahora era principal protagonista. Adrián, siempre titular, por favor...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar