lunes, 13 de abril de 2015

Coplas de la eliminatoria que se nos viene


Aun sin nadie que lo pida
abro el zurrón de consejos.
Sea por diablos o viejos
tenemos la piel curtida
y se distingue de lejos,
ya nos enseñó la vida,
la humareda difundida
por sus lacayos tipejos.

Tipejos, sí, y no es por nada.
A nadie casi ya extraña,
ver iniciar la campaña,
ver tanta hiena alineada.
Morderán aún con más saña
tras las dos lides pasadas.
Brillantemente ganadas
ante tales alimañas

Fue tocar en el sorteo
la bolita colchonera,
y ya la Central Lechera
comenzó con el goteo.
La práctica, muy rastrera,
El proceder, siempre feo.
Complejo es todo, yo creo,
de ahí se explica tanta cera.

Dicen que el Ser Superior
arrugó irritado el ceño:
“Cuando lo hace Butragueño,
toca siempre uno menor”
Habrá puesto mucho empeño
en subsanar el error,
pondrá un árbitro deudor,
de esas prácticas es dueño.

A mí el rival, la verdad,
casi me es indiferente.
Lo mejor del continente,
tendrá la capacidad
Pareciera más prudente,
rogar, aún por caridad
no tanta continuidad
al cruzar con cierta gente.

Si nos ha tocado en suerte
no trae miedo, trae fatiga.
Como cigarra y hormiga.
Nuestra vida, vuestra muerte.
Pues miren, antes que siga,
diré que no me divierte,
harto estoy de conocerte,
de ganarte en Copa y Liga.


Desde entonces, habrán visto,
todos los nuestros en venta:
si no se va, se le tienta.
si se queda, poco listo.
El titular condimenta,
como si fuera de un pisto,
que interesa a todo cristo,
incluida a su parienta.

Mucho se hablará en el mes,
de lo de equipo violento,
de que Cholo en sí es un cuento,
del puto noventa y tres.
Y dirán que es un portento
entre grandes hincapiés
el niñato portugués,
el rey chusco del talento.

Si la ida se torciera,
saldrá de nuevo la ouija,
por si por esa rendija
se aparece algún cualquiera.
El fantasma que así elija,
si alguno lo conociera,
valdrá para que creyera,
mocitas, hijos e hijas.

Pasarán pronto esos días,
no se apuren, pasarán.
Y otras fechas nos vendrán
también con anomalías.
Sus artes nunca podrán,
dejar nuestras voces frías.
Más probable es que te rías,
cuando juega Arda Turan.

No consuman, hagan caso.
Den la espalda a tertulianos.
Si quieren llegar a ancianos,
no cometan error craso.
Comentarios cotidianos
vertidos por un payaso,
se condenan al fracaso
si caen en cerebros sanos.

Solo una cosa además.
Solo una, poco pido.
Vivan partido a partido.
No les escuchen jamás.
Pero si en algún descuido,
ustedes no pueden más,
mándenles dar por detrás.
De esta forma me despido…

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Entiendo que lo dice por el final, ¿no?

      Eliminar
  2. Mucho tiempo hacía
    que sus escritos siguiendo
    tan buena prosa no leía
    sin terminar riendo.

    Van ya seis partidos
    y nos dicen cada uno,
    empleando todos sus sentidos,
    que ya no ganamos ninguno.

    Contra el Atléti perder
    es como nombrarles la parca
    pero, mire usted por donde
    que, en el último, llega Tiago y marca.

    Un griego le fastidió un riñón
    jugando contra el alemán
    y a pase de cabeza tras un jugadón
    le puso el tercero a Griezmann.

    Que más se puede pedir.
    Y qué difícil llegar aquí,
    para del cuarto decir
    que lo marcó Mandzukic

    Del segundo me olvidé?
    No. Es para los maestros del choriceo.
    Sin decirlo no me iré.
    Es…. Sí, un poquito de recochineo,
    porque como el Real va de sobrado
    llegaron sin el baúl.
    Siqueira pone un balón colgado
    y de tijera, espectacular gol de Saúl.

    Cada balón pelear
    y al tertuliano no escuchar.
    El micro y la pluma son armas
    por guerreros utilizadas
    y como en esta guerra se conoce
    que hay buenos, malos y regulares,
    deseo que esta noche a las once
    tengan que cambiar los titulares.

    Fernandoté.

    ResponderEliminar
  3. Bravo....

    Me alegra sobremanera
    que la réplica sea en verso.
    Siendo el placer así, inverso,
    agradezco en cabecera.
    Completaré el gusto, perverso,
    cuando el día ya se muera,
    siempre que la colchonera
    derrote al fútil universo

    Abrazos


    ResponderEliminar
  4. "Moderán aún con más saña",
    profeta fue, amigo mío.
    Los reyes del señorío
    son los más cerdos de España.

    ResponderEliminar